martes, 22 de diciembre de 2009

Capitulo I - Altar de Caos

...
Capitulo I 
Altar de caos
─ ¡Traigan a los prisioneros! ─ Gritó uno de los mynhos que estaba de pié sobre la colina más alta.

La noche había sido larga, pero terminó en la victoria para los mynhos del sur. Estaban exhaustos por la batalla sin embargo celebraban su triunfo, los gritos de dolor de los heridos y las quejas de los prisioneros contrastaban con los cánticos y risas de los triunfantes mynhos del sur. En el campo de batalla se encontraban aún los cuerpos sin vida de guerreros, espadas sin dueño, flechas en llamas y un río que teñía de rojo todo a su paso.
 
Los prisioneros eran escoltados por varios guardias armados, llevandolos hacia a una improvisada celda, nadie se atrevía a oponerse a su encierro, los mynhos que lo hacían se arriesgaban seguramente a una muerte dolorosa. Las celdas de madera se encontraban justo al pie de la colina donde el jefe de los mynhos del sur estaba de pie dando ordenes a todo pulmón.
 
El sol no se atrevía a salir, la oscuridad aún reinaba acompañada de una densa niebla, apenas se veían las luces de las fogatas en el campamento. A pesar de la poca visibilidad y el frio que se calaba en sus huesos, los mynhos del sur bailaban y gritaban alrededor de una fogata cuya llama alcanzaba los 2 metros, su alegría les hacía olvidar por unos instantes las terribles pesadillas que tenían que soportar a causa de sus insesantes batallas de los ultimos dias, quiza semanas.
 
La larga fila de mynhos del este llegó al las celdas, estaban fatigados, hambrientos y tiritaban de frio, pero a los del sur eso no les importaba y seguian obligabandolos a entrar a las celdas de madera. Permanecer dentro seria todo menos comodo, era una situación inhumana, pero no se podía esperar mejor trato ahora ellos eran prisioneros, la condición más humillante que podría sufrir un mynho en la guerra.
 
─ ¡Ferret necesito fuego acá!─ volvió a gritar el mynho dando una nueva orden ─ ¡Ferret!

─ ¡Entendido señor! ─ dijo Ferret quien empezó a frotar cada vez más rápido las manos, obteniendo al cabo de unos minutos una bola de fuego que envolvió la palma de su mano.

─¿Dónde estan las antorchas?.

─ Ahora empieza a quemarlos.─ cortó la voz de pronto y señaló a los prisioneros dentro de la prisión improvisada.

─ ¿Qué dijo señor?

─ Lo que escuchaste, quemalos ya, es una orden.─ ordenó nuevamente con voz calmada pero con tono dominante y dibujó una escalofriante sonrisa en su rostro.

─ Pero Gran Dinxe...

─ ¡No cuestiones y hazlo!

─ No puedo hacerlo ─ Se negó el muchacho viendo hacia el suelo, su mano aún estaba envuelta en esa llama sin que ésta hiciera algún daño físico a su piel.
 
La furia del Gran Dinxe se reflejó en sus ojos azules, parecía como si de repente éstos empezarían a hervir, sin controlar su arrebato de ira se abalanzó contra Ferret lo sujetó con fuerza del cuello y lo levantó unos centimetros del suelo.
 
─ No le niegues una orden a tu jefe ─ le amenazó Dinxe. ─ Ahora harás lo que te digo.
 
Dinxe no le soltó, se aferró a él, como depredador a su presa invobilizándolo, clavandole los dedos de tal forma que Ferret no podía respirar. La furia que reflejaban los ojos del jefe mynho era realmente intimidante por esa razón ninguno de sus subordinados se atrevía a cuestionarle, ellos conocían su carácter, su fuerza bruta y sobre todo su habilidad elemental. La temperatura de la mano del Gran Dinxe era realmente baja e iba disminuyendo cada vez más, alrededor del cuello de Ferret se formó una delgada capa de escarcha. La llama de su mano empezaba a hacerse más debil, así como la vida en sus azafranes ojos.
 
─ No puedo creer lo cobarde que eres.─ Gruñó el corpulento hombre escupiendo las palabras sobre el rostro del muchacho.─ Mynhos como tú no debería estar en mi ejercito. ¡Imbécil!
 
Dinxe lo lanzó contra el suelo con violencia, el cuerpo de Ferret se arrastró unos metros lejos de ahí, quedando inerte y parcialmente congelado. Nadie reaccionó ante la violencia del jefe militar, para ellos era normal ver ese tipo de escenas y toda la culpa recaía sobre el joven novato por no haberle obedecido esas ordenes, por crueles que hubiran sido. Dinxe se volvió hacia los demás guardias que custodiaban a los prisioneros y seleccionó a otro mynho de ojos color naranja a quien volvió a ordenar lo mismo que a Ferret.
 
─ Riembe empieza ya. No hagamos esperar a los dioses.

─ ¡Sí señor! ─ accedió Riembe sin dar señal de arrepentirse, como lo había hecho su compañero Ferret.
 
Grandes llamas envolvieron las manos del mynho y fueron ascendiendo rápidamente hasta formarse dos inmensas antorchas alrededor de sus brazos, eran realmente más grandes de la que Ferret había creado. Se acercó hacia los prisioneros quienes ya imaginaban su cruel final  y empezaron a clamar por sus vidas. Al oir las quejas de desesperación de sus enemigos, los ojos de Riembe brillaron como brazas ardientes iluminados por su propio fuego y alimentadas por el odio.
 
─ Te daré lo que quieras, pero porfavor sacame de aqui ─ dijo un prisionero suplicando con llanto, sacó su mano por una hendidura de la celda ofreciendo un objeto brillante. ─ Mira, esto es lo único que tengo, pero es muy valioso.
 
Riembe se acercó al mynho, se dio cuenta que tras esas lagrimas se encontraban unos ojos similares a los suyos, pero esos estaban abatidos por el dolor; extendió su mano hacia el mynho del este y la estrechó con fuerza y sonrió, en respuesta a ese acto el otro también nervioso. De pronto las llamas se deslizaron hacia el cuerpo del prisionero envolviendo todo su cuerpo formando dos gigantescas serpientes, se enroscaron entre sí y estallaron en una mezcla de gritos desesperados, sangre caliente, llamas y una bocanada humo, Riembe lo había engañado. En cuestión de segundos solamente quedó no quedaba nada del cuerpo mientras las columnas de fuego danzaban sobre su creador, como si fueran las alas de un demonio en vuelo, dio unos pasos hacia atrás y terminó su trabajo con el resto de prisioneros.

Las llamas danzaban al ritmo de las manos del hechicero de fuego, quien las movía como si se tratara de un director de orquesta sin embargo la sinfonía que dirigía era un trágico holocausto. Los lamentos de muerte se agudizaban cada vez más, realmente daba la sensación de estar en las puertas del inframundo, un sonido sumamente espeluznante. La celebración de los mynhos del sur había acabado y se dirigían a las tiendas a intentar dormir, otros en cambio se acercaban al rededor del altar para admirar el ritual de destrucción.
 
─¡Levanten sus plegarias a Änkhara, tierra de los dioses, para que ellos nos lleven a la victoria! ─vociferó el Gran Dinxe, su sonrisa era amplia y con el reflejo de las llamas se veía aterrador.
 
*              *              * 
 
Lentamente los gritos fueron apagandose y el fuego con ellos, ya todos los mynos del sur se habían alejado. El asqueroso olor a sangre y carne quemada no se soportaba por fortuna esa mañana deberían partir, a pesar de que muchos apenas reconciliaban el sueño. El cansancio se reflejaba en los rostros de todos los mynhos a excepción de Dinxe, él se movía de un lugar a otro, organizando los preparativos de la pronta salida. Riembe estaba tirado en el suelo fuera del campamento, con varias botellas de alcohol a su alrededor; al terminar el ritual fue a brindar por la victoria, y también a olvidar el caos que acababa de ver en el altar.

Los tibios rayos del sol ya calentaban la tierra, descubriendo la horrenda masacre, que pintaba la colina de rojo y negro. Los que habían precensado dicho acto no podían dormir bien, alucinaban con las voces desgarradoras, pensaban que esa era la forma que las almas arrancadas se vengaban de tan cruel espectaculo. La tienda de la enfermería no permanecía vacía, tanto por los heridos como los que no podían dormir, dándole trabajo al único médico del campamento durante toda la noche y la mañana.

─ Dinxe no debió haberlos sacrificado. ─ Comentó un soldado dentro de la tienda.
 
─ Ya lo conoces, él está loco. ─ Opinó el otro. ─Si no ve como terminó Ferret, pobre muchacho.
El cuerpo de Ferret yacía sobre una camilla y cubierto totalmente por una manta, permanecía aun inmóvil ya sin la escarcha que tenía alrededor del cuello, pero con una marca azul. Los otros mynhos lo vieron con lastima y repugnancia, tenían un rechazo por los cadaveres luego de lo vivido.
 
─ No entiendo porqué has traido el cadaver de Ferret aquí, Khëiz. ─ Comentó uno de los soldados antes de que ambos se marcharan.
 
Cuando los otros mynhos abandonaron la tienda, los violáceos ojos de Khëiz se dirigieron hacia el cuerpo de Ferret, el otro estaba con los ojos cerrados, pasó sus manos alrededor del frio cuello del otro y sonrió.
 
─ Vamos Ferret despierta, en un momento partiremos ─ dijo Khëiz moviendolo suavemente.
 
─ Aun no despierta ese vago ─ La figura de una chica se asomó a la tienda.
 
─  Aun no Kalleth, esta vez Dinxe se pasó.

Ferret abrió lentamente sus ojos, no dijo nada tan solo los movía de un lado a otro, parecía asustado. Vio un par de objetos levitar al rededor de Khëiz, todos iban y venían hasta colocarse cada uno en sus respectivos lugares. La joven se acercó a la camilla viendo fijamente a los ojos de Ferret, entonces los ambarinos ojos del muchacho se encontraron con los tenues y celestes ojos de Kalleth.

─ ¿Estoy muerto? ─ murmuró Ferret sorprendido.
 
─  Claro que estas no has muerto, tonto, ahora levantate y ve a alistarte que debemos partir.



12 comentarios:

Belén dijo...

WOW...
Ya :D
no tenía internet xD jjajaja
Reimeroso, mi Rei :D eres casi tan adictivo como Tolkien n.n y eso es mucho decir.
Me encantó y como sé que te gustan los comentarios... bueno para un escritor los comentarios son el alimentos perfecto y preferido ;D, te dejo el mío... no sabía de cuál de todas las cuentas dejártelo xD tengo en Gmail, en Wordpress, Twitter, etc O.o un caos xD çnos vemos cuando esté completo :D

Adri Zu dijo...

como pueds hacrm eso!!!??? dejamr en mitad del capitulo!!1?? q aberracion ninio!!! ya no puedo sperar mas *.* aaaaaaaaah.. q pasara con Ferret!!! :'( necesito saberlo ya! u.u

bueno despues, ya t lo dije un millon d veces, AMO, simplmnt AMO COMO SCRIBS!! *.*

un beso!

Josseline ♫ dijo...

Para eso no lo hubieras publicado T.T
Me dejas picada... obedecerá Ferret??
Me ha gustado lo poco que has publicado *-* esta genial, como esta escrito y todo eso +.+
Vendré cuando haya más v.v
xD

ReimerGhost dijo...

xD Pensé en no publicarlo xD =$ pero dsps me hubieran torturado T_T xD pero bn... ya a partir de hoy me dedico a escribir. (Pero el finde ya estaré frenando xq el Martes 22 y Miercoles 23 tengo examen x tanto tareas)

Anónimo dijo...

Wow!!!!
Me encanto *-*
en serio!! amo tus historias!!!
no puedo esperar a leer
el episodio completooo!

Atte. Sora :)

Anónimo dijo...

:D Feliz 2010 y qué sorpresa eh? un nuevo capi y no era un viruces... xD :D
Ya te dije mi comentario por msn, pero sale que acá te dejo otro para que sigas escribiendo :D quién era ella? ahhh? 1313 con Ferret xD

Atte Belén o Saira...

gaby :) dijo...

alaa gran...
¿Por qué me dejas en la duda?
jajaja nombre ala esta buenisima
tu historia.. para mi que cuando me
pongan a leer libre en el colegio
voy a pedirte tus derechos de autor
y los tendré que imprimir jaja
esta super.. seguí escribiendoo y
entreteniendonos :D

Adri Zu dijo...

AAAAAAAAAAAAHHHHH!!!!!!!!1 AAAAAAAAAAAAAAH!!!!!
jajajaja okok no puedo dejar d gritar yq? xDDD es que niiiiiiiniiiiiiiooooo aaaaaaaaaaaaah asi nos dejaras???? con todas mis preguntas!?!?!?? espero ya estes con el siguiente capitulo xDDD

*baxito aplastant* m ha enkntado!!! estoy ansiosa de que sigas escribiendo *.* yeiiiiii :D

.paO.fleuR. dijo...

Ya habiaa dejadoo un comentario, pero por lo visto noo se publicoo ¬¬ y hasta ahora me dooy cuenta!...bueno a lo que vinee :D :D :D
FANTAAAAZZZMIII!! mi quereer maash! porfavOoor qiero segundo CapiituuLoo!! *O* Siiiiii???
Obvio algunos ya cayeron de mi gracia ¬¬ x lo q hacen pero mejor no me adelanto y espero a ver leer que es lo que siiguee ^^
pero porfiz no nos tengas esperando mucho okei?
wiii!

Anónimo dijo...

bueno hasta hoy lo vi y esta genial un poco sanguinario digno de un escrito tuyo estoy orgullosa de lo q haces tkmo
LISSY

Anónimo dijo...

Mi querido Reimer, aquí estoy de vuelta xD
Lo prometido es deuda y aquí está mi otro comentario:

Definitivamente me encantó, esta entrada!! Está genial, me gusta mucho la fantasía que contiene, aunque es un poco sangriento, por lo de las guerras y todo eso.. =)

Solo tengo una observación, mmm, pero creo ke mejor te lo diré x msn xDD

X el momento te digo que me sorprendiste con el inicio de tu novela.. Kiero ver lo demás =)

Hasta pronto Reimer!!

Un saludo lleno de cariño y fantasía =P

Mabel

Melissa dijo...

Me encantó! Y me uno a las quejas, no puedes dejarlo así u.u
Also.. huelo romance entre Ferren y Kalleth, o al menos eso espero jajaja
Sigue escribiendo Rei, quiero ver que sucede!

Publicar un comentario

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

The Ubuntu Counter Project - user number # 29196